Fracturación Hidráulica

una apuesta por el incremento de la producción de crudo

10 Octubre, 2018
El Fracking o Fracturacion hidráulica es un método empleado en la industria petrolera para aumentar la producción de crudo en yacimientos bitumunosos de poca porosidad

 

Cada yacimiento tiene propiedades y características propias, es decir ninguno es realmente igual al otro. Sin embargo existen ciertas características de la formación que determinan el método de extracción a utilizar.

La porosidad y la permeabilidad son unas de las características que primero se observan para determinar la rentabilidad de un yacimiento.  La permeabilidad no puede existir si no existe la porosidad, por lo tanto, existe una relación entre ambas propiedades, que siempre es universal.

 

 

La primera se refiere a la cantidad de espacios (agujeros) que posee una roca en la cual se pueden almacenar fluidos, minetras que la segunda hace referencia a las conexiones que poseen estos espacios entre si, lo cual permite el flujo del fluido de forma natural.

Las formaciones rocosas poco permeables como las lutitas bituminosas, que suelen encontrarse a profundidades entre mil y cinco mil metros, hacen el proceso de extracción mas complicado. Bebido a su baja permeabilidad requiere hacer un proceso de fracturación hidráulica o fracking para extraer los fluidos contenidos en la formación.

 

 

¿En qué consiste?

Esta técnica parte de la perforación de un pozo vertical hasta alcanzar la formación que contiene gas o petróleo. Seguidamente, se realiza una serie de perforaciones horizontales en la lutita, que pueden extenderse por varios kilómetros en diversas direcciones.

A través de estos pozos horizontales se fractura la roca con la inyección de una mezcla de agua, arena y sustancias químicas a elevada presión que fuerza el flujo y salida de los hidrocarburos de los poros.

 

 

En algunos pozos, los perforadores utilizan fracking multietapas para crear grietas mas largas. Perforan segmentos cortos de la carcasa de producción. Eso les permite concentrar las ráfagas de agua en puntos específicos.

Por lo general, este proceso comienza con labores de coiled tubing, para eliminar azufre del crudo y óxido de las líneas de producción, así como la extracción de material orgánico y la limpieza del revestidor que cubre cada uno de los pozos.

Esto junto con el fracturamiento hidráulico, forman parte de las soluciones integrales que Southern Procurement Services adelanta en América Latina para incrementar la producción petrolera.

 

Comparte este artículo:

Post Relacionados