Select Page

Demanda mundial de petróleo llegará a 104 millones de barriles diarios en 2023

China e India son los países que impulsarán el aumento de la demanda de crudo durante los próximos cinco años

Contra todo pronóstico, la demanda de petróleo seguirá en aumento durante los próximos cinco años. A pesar de la tendencia a incorporar energías renovables, la demanda de crudo en el mundo registrará un incremento promedio de 5,5 millones de barriles por día, al pasar de 99,2 millones de barriles diarios en 2018 a 104,7 millones en 2023, de acuerdo con las proyecciones de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés), incluidas en el informe El Mercado mundial del petróleo y la política de los Estados Unidos: antecedentes y problemas específicos para el Congreso, correspondiente a abril de 2019. (https://fas.org/sgp/crs/row/R45493.pdf)

El estudio también ubica a China e India como los países que más contribuirán al aumento de la demanda de petróleo. Los números indican que China e India, que cerraron el año 2017 con una demanda de 12,5 y 4,7 millones de barriles diarios, subirán en el año 2023 a 14,4 y 5,9 millones de barriles por día, respectivamente.

Por su parte, Estados Unidos seguirá a la cabeza como el mayor consumidor de crudo en el planeta pero sin variaciones considerables. La Unión Americana, que tuvo en 2017 una demanda promedio de 19,9 millones de barriles diarios, registrará en 2023 una demanda promedio de 19,8 millones de barriles por día, experimentando un ligero incremento en los años 2019 y 2020, cuando la demanda promedio se ubicará en 20,1 millones, según las estimaciones de la IEA.

Reservas vs producción

En cuanto a las reservas probadas de petróleo en el mundo, los cálculos de la IEA las ubicaron en un total de 1.645 billones de barriles, encontrándose la mayoría en tres países: Venezuela (301 mil millones), Arabia Saudita (266 mil millones) y Canadá (170 mil millones de barriles). Sin embargo, la IEA aclara que las reservas no necesariamente equivalen en igual proporción a los niveles de producción. Por ejemplo, Estados Unidos, que no figura entre los tres países con las mayores reservas, se convirtió en 2018 en el primer productor del mundo, superando a Rusia y Arabia Saudita.

Cabe acotar que las reservas probadas contemplan los precios del petróleo crudo, las condiciones fiscales internas, la geología y la tecnología disponible para producir económicamente a partir de la base de las reservas. A menudo, los proveedores toman decisiones para maximizar los ingresos sin causar una disminución equivalente en la demanda. De igual manera, la volatilidad en los precios del petróleo puede crear oscilaciones en los ingresos que pueden interrumpir o permitir planes de desarrollo entre los productores.

Países no OPEP toman ventaja

Si bien los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) han dominado la producción mundial, la IEA estima que para el aumento de la producción proyectada para 2023 harán un mayor aporte países productores que no forman parte de esta organización como Estados Unidos, Brasil y Canadá; mientras que otros países como Irak, Irán, Noruega, Emiratos Árabes Unidos y Libia también harán una contribución importante al incremento del suministro mundial para 2023, pero en menor medida.

El informe elaborado para el Congreso de Estados Unidos concluye que el crecimiento del suministro de todos los países no OPEP sería de 5,2 millones de barriles por día para el año 2023, lo que representa 81% del total de la capacidad mundial de crecimiento durante este periodo, que se estima que no pasaría de 6,4 millones de barriles por día.